56 9 9548 6464 - 56 9 9047 4760

secreofta@gmail.com

La falta de donantes frena el éxito del transplante de córnea en Chile

Fuente: El Mercurio

Si bien existe un banco de este tipo de tejido en el Hospital Arriarán, su número es insuficiente y los especialistas tienen que importar córneas desde EE.UU.

Se trata de la capa o lente, más externa del ojo. Es la llamada córnea, un tejido completamente transparente que cuando sufre alguna lesión que deja una cicatriz, o una infección que la pone opaca, se debe recurrir al transplante para recuperar una buena visión (ver infografía).

Si bien desde el año 2014 existe un banco de córneas en el Hospital San Borja Arriarán, actualmente el país tiene una lista de espera de unas 200 personas para recibir este tipo de tejido. Por esta razón, los especialistas recurren a la importación de córneas, cada una a un costo aproximado de US$ 1.500.

“Este valor corresponde a la suma de la intervención para sacarle la córnea al donante cadáver, más los análisis de laboratorio para asegurarse de que el tejido está sano, luego se la coloca en un frasco con líquido de conservación que le permite durar unos 10 días, para finalmente transportarlo al país”, explica el doctor Jean Claude Thenot, director ejecutivo de la XXV Jornada Franco-Chilena de Oftalmología, que inicia hoy en Santiago.

En este encuentro de tres días se espera que participen unos 250 especialistas y, entre los temas a tratar, destaca el transplante de córnea. “Se trata de una técnica muy exitosa, ya que tiene poco rechazo, pero el problema es conseguir el tejido de un donante, y por eso lo encargamos al extranjero”, dice el doctor Michel Mehech, también director ejecutivo del evento.

EXPERIENCIA EFICIENTE

En la ocasión, el doctor Marc Muraine, del Hospital Charles Nicolle de Ruan, presentará su experiencia en la organización de un banco de córneas en Normandía, uno “tremendamente exitoso, ya que cuenta con 60 a 100 córneas disponibles de manera permanente”, afirma el doctor Thenot.

Esto es así, según cuenta el especialista, porque Francia tiene una mayor cultura de donación. “Aquí en Chile falta una política en esta materia, para que quien decida donar no pueda ser desautorizado después por su familia”, agrega Thenot.

Además, Muraine expondrá sobre nuevas técnicas que permiten transplantar solo unas capas de la córnea, no toda, logrando una operación más simple y con muy buenos resultados.

En Chile existen las tecnologías para realizar estas nuevas cirugías. “Por ejemplo, tenemos las máquinas y también un láser especial con el cual se obtienen las capas que se necesitan para operar. Es un procedimiento que se ha ido automatizando”, señala el doctor Mehech.

“Nuestro país tiene los equipamientos que poseen las naciones desarrolladas, por lo que no tenemos problema para hacer los mismo procedimientos”, agrega Thenot.

Tras la operación, que es ambulatoria, el paciente se va a su casa con un parche en el ojo que solo se usa los primeros días,además de gotas que le ayudan a prevenir las infecciones y un posible rechazo.

NECESIDAD DE UNA MEJOR COBERTURA

Una deficiencia sobre la que alertan los oftalmólogos es la falta de un código Fonasa para el medicamento Avastin, el más barato del mercado para tratar la llamada degeneración macular y las alteraciones de la retina que produce la diabetes. Al no tener codificación, su costo no es reembolsado al paciente. Esto es grave si se piensa que este fármaco es un buen tratamiento para dos de las principales causas de ceguera en las personas mayores.