56 9 9548 6464 - 56 9 9047 4760

secreofta@gmail.com

Cirugía Lasik

La miopía, hipermetropía y astigmatismo son defectos de la visión muy comunes. La cirugía Lasik es un procedimiento que permite corregir estos
defectos ópticos y otorgar una mejor calidad de vida, eliminando o reduciendo la dependencia del uso de lentes ópticos o de contacto.

¿Qué es la cirugía Lasik?

Es un procedimiento quirúrgico ambulatorio mínimamente invasivo e indoloro, en el cual se utiliza tecnología de avanzada que permite, mediante
la acción de un láser, corregir la curvatura de la córnea, permitiendo un adecuado enfoque de las imágenes en la retina.

¿Quiénes pueden operarse?

Pacientes con su defecto refractivo estable en los últimos dos años, en general mayores de 21 años. Son raras las contraindicaciones absolutas,
debiéndose descartar mediante exámenes específicos de la córnea. Una contraindicación relativa será cuando la paciente está embarazada o en
período de lactancia. Si los defectos visuales son muy extremos, las córneas son muy delgadas o existen otras enfermedades oculares asociadas,
es importante evaluar y conversar con su oftalmólogo acerca de las posibilidades del Lasik o los procedimientos alternativos disponibles.
Nunca debe operarse con Lasik, un paciente con queratocono.
Antes de la cirugía
Como es una técnica basada en la precisión y exactitud de la aplicación del láser, antes de la cirugía es importante la prolija medición del defecto óptico por el oftalmólogo y la evaluación mediante exámenes para medir la forma y el grosor de la córnea (topografía corneal, paquimetría ultrasónica, etc.)
Si usted usa lentes de contacto deberá suspender su uso a lo menos una semana a 10 días, antes de los exámenes, en caso de lentes blandos, y tres semanas antes en caso de lentes duros.
Para tener en cuenta
• La cirugía permite reducir o eliminar defectos refractivos
como miopía, astigmatismo e hipermetropía.
• Es mínimamente invasiva; ambulatoria e indolora. Habitualmente se debe realizar de manera secuencial: se opera un ojo primero y después el otro.
• El paciente verá desde el mismo día después de la operación, pero irá
mejorando progresivamente en las semanas siguientes al procedimiento. Puede tener alguna mayor dificultad para ver de cerca los primeros días.
• El paciente puede hacer su vida normal al día siguiente de la operación, con mínimas restricciones de cuidado y cumpliendo con las indicaciones de su oftalmólogo.
• En manos de especialistas y con los equipos adecuados, la cirugía tiene un alto grado de seguridad y gran probabilidad de quedar sin depender del uso de anteojos o lentes de contacto para la gran mayoría de las actividades cotidianas.
• En clínica 20/20-CEOLA contamos con la más moderna y avanzada
tecnología para resolver la gran mayoría de los problemas refractivos.